Una cuestión muy recurrente que nos planteamos cuando apreciamos problemas en nuestra visión es cómo saber si necesito gafas. La salud visual es muy importante, y si no ponemos un remedio a tiempo, como puede ser el uso de gafas o lentillas para mejorar la vista, esta puede verse cada vez más perjudicada con el transcurso del tiempo.

Algunos de los defectos ópticos más comunes que puedes presentar son la hipermetropía, el astigmatismo o la miopía. La aparición de cualquiera de ellos afecta directamente a tu salud visual y puede ocasionar la necesidad de llevar gafas. Cuanto mayor sea la afección y el grado de hipermetropía, astigmatismo o miopía, mayores dificultades vas a constatar en el día a día y más necesidad vas a sentir de utilizar gafas.

El mayor reflejo que te va a indicar que necesitas gafas graduadas es la apreciación de problemas de visión, tanto de cerca como de lejos. Tú te conoces mejor que nadie, y las dificultades para ver de manera nítida pueden aparecer de manera repentina o de manera gradual, siendo esto último lo más común. Si empiezas a observar las cosas borrosas de cerca o te cuesta distinguir y ver con nitidez a distancia, probablemente necesites una revisión ocular para comprobar tu salud visual.

La pérdida de agudeza y nitidez visual es la mayor señal de que necesitas gafas de vista. Sin embargo, existen una serie de conductas, sensaciones y signos que pueden ayudarte a determinar que necesitas gafas, o por lo menos, una revisión ocular con un especialista. A continuación, te mostramos algunas de las más comunes:

  • Entrecerrar o abrir demasiado los ojos de manera inconsciente
  • Dolor de cabeza
  • Cansancio y fatiga visual, provocando enrojecimiento
  • Acercar o alejar el libro o material que estés leyendo para tener más nitidez
  • Apreciar una necesidad de tener más luz para leer con mayor claridad

En definitiva, podemos afirmar que son muy diversas las causas que te pueden hacer constatar la necesidad de utilizar gafas para mejorar tu vista. Hemos repasado algunos de los defectos ópticos más importantes que pueden ocasionarlo, como son la hipermetropía, el astigmatismo o la miopía. Si sientes problemas en tu visión o sin darte cuenta llevas a cabo alguna de las conductas anteriormente mencionadas, no dudes en acudir al Centro Visual E. Santolaria, tu óptica de confianza en Castellón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario